Recetas con café

El café es la segunda bebida más consumida del mundo luego del agua, y no es para menos por tratarse de una infusión deliciosa, única y tan versátil. Además de disfrutarlo calentito en un pocillo en nuestro hogar o en un bar, existen millones de recetas en las que el protagonista es el café. Así que atención, porque al comprar capsulas Tassimo estamos comprando un ingrediente fundamental de postres, helados y bebidas. A continuación les cuento solo algunas de las cosas deliciosas que se pueden preparar con café.

Existen postres a base de esta preciada infusión que van desde tortas, cremas, muffins, galletas, entre otros. Si bien no vamos a detallar recetas en particular, vamos a ver cómo adaptar las recetas que ya tenemos para que sepan a café. Por ejemplo, en el caso de las tortas o budines, basta con agregarle un poco de café de sabor intenso a la preparación. Crema chantillí o pastelera al café quedan deliciosas y sirven para rellenar cualquier bizcochuelo o pastel. Nada como una vainillas embebidas de café acompañadas con crema y frutos secos o algún fruto rojo. Podemos hacer un postre de la nada con un rico pocillo de café.

Los helados saborizados con café se encuentran entre los favoritos de muchísimas personas amantes o no del café. Los mejores aliados son el chocolate, la vainilla y la crema. Al margen de la elaboración propiamente dicha de un helado de café, podemos optar por un helado de chocolate y agregarle un poquito de café o espolvorearlo con café molido para que esa combinación tan deliciosa se funda en nuestro paladar. Además se pueden hacer cubitos de hielo de café, triturarlos y agregarles el sabor de helado que más nos guste y fabricar un batido exclusivo. Está muy de moda el café frio o escarchado como se lo suele llamar, depende del gusto de cada uno, un cubito de hielo de café en un vaso de licor de vainilla es imperdible.

Las bebidas a base de café pueden ser una alternativa deliciosa a la hora de probar sabores, texturas y combinaciones nuevas. En infusiones calientes se puede combinar un rico espresso con licor, whisky o ron, entre otras y lograr un café sabroso que combina lo mejor de estas bebidas. Otra alternativa es agregar al café crema batida, leche condensada, chocolate, canela, vainilla y cuantos ingredientes se nos ocurra. Es muy divertido dejar volar la imaginación y crear recetas nuevas y deliciosas. Existen muchas opciones que van más allá del café en pocillo o licor de café.

Es solo cuestión de prueba y error hasta que encontremos el equilibrio justo entre el sabor del café y los otros ingredientes que incorporemos. Los límites los ponemos nosotros… ¡si es que los hubiere! Animarse a crear y a hacer cosas nuevas nos mantiene mentalmente activos y con ganas de innovar todo el tiempo. ¡Vamos, ya es hora de tomarse un café y de pensar con qué nos vamos a sorprender hoy!

https://www.tassimo.es/